Un alimento delicioso y muy nutritivo.

La historia cuenta que este dulce elaborado a base de higos secos era una receta campesina de origen árabe.

Los panes de higo son un producto demandado durante todo el año por nuestros clientes. Ya que estos son un alimento energético, saludable y con múltiples propiedades nutritivas.

Su consumo es la mejor forma de reponer energía en nuestro organismo.

~~Composición y propiedades.~~

A pesar de llamarse “pan”, no contiene ni harina, ni trigo. Está elaborado únicamente a base de higos secos, almendras, matalahúva y otros alimentos como pueden ser: albaricoques, naranja o dátiles. En su elaboración no se utilizan grasas de origen animal, se utilizan grasas saludables de origen vegetal.

Esta preparación típica de la gastronomía española, la podemos aplicar en la cocina de modo que nos aporten sabor a recetas que contengan carne, acompañarlo con quesos o en ensaladas. Es un alimento rico en calcio, potasio y magnesio ideal para empezar el día con energía.

¡Una alternativa 100% natural a las barritas energéticas!

Ideal para desayunos y meriendas.

Las propiedades más importantes son:
– Es rico en minerales, perfecto para mantener en buen estado del sistema nervioso y músculo-esquelético.
– Sus fibras ayudan a tener controlados los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre. Contribuyen a regular el tránsito intestinal y previenen enfermedades como el cáncer de colon.
– Tiene efecto saciante al consumirlo. Se recomienda en algunas dietas comer dos o tres raciones al día para reducir el apetito. Su contenido calórico es muy bajo.
– Es bueno para la piel, ya que contiene un compuesto llamado psoraleno que se emplea en el tratamiento de afecciones en la piel derivadas de eccemas y psoriasis.